WISH YOU WERE HERE - 1975

Wish you were here

Este es un extraordinario álbum conceptual dedicado al fundador de Pink Floyd, el genial Syd Barrett. Pero al mismo tiempo se trata de un disco de crítica a la industria de la música y sus manipulaciones, sobre todo en los temas "Have a Cigar" (cantado por el legendario Roy Harper) y "Welcome to the Machine". El grupo había ingresado a las grandes ligas con Dark Side of the Moon y esta era su reacción frente a los insaciables empresarios disqueros que ahora volaban a su alrededor como aves de rapiña. Sin embargo, el verdadero leit motiv del álbum es el cariño hacia su viejo amigo. "Quisieramos que estuvieras aquí", le dicen Waters, Gilmour, Wright y Mason a Barrett y lo hacen mediante uno de los mejores trabajos del cuarteto (Syd por cierto se apareció en el estudio durante una de las sesiones de Wish You Were Here, tras siete años de absoluta ausencia, para decir que ya estaba recuperado de sus padecimientos mentales y listo para reintegrarse al grupo. No se daba cuenta de que aquel era otro Pink Floyd muy distinto al de mediados de los sesenta y obviamente sus excompañeros -con toda la pena del mundo- le dieron las gracias y le dijeron que no). Desde la extraordinaria Shine "Shine on you Crazy Diamond" (el diamante loco es precisamente Barrett), con sus nueve partes, hasta la bellísima cálida "Wish You Were Here", todo el álbum es de una profunda belleza y posee un sentimiento melancólico que lo convierte en la que posiblemente sea la obra más emotiva del grupo.

*Enlace a 320kbps.

*Esperar 5 segundos y dar clic en quitar publicidad.

DESCARGA

SHINE ON YOU CRAZY DIAMOND

Esta canción es sobre la genialidad de Syd Barrett. Si vemos las primeras dos líneas de la letra en la parte V: "Remember when you were young? You shone like the Sun", apreciamos que Waters extrañaba su creatividad, ademas de que en el título de la pieza se esconde el nombre de Syd en forma de pseudo anagrama "Shine on You crazy Diamond". La imposibilidad de Syd para adaptarse al éxito se refleja en el segundo verso de la canción "You were caught on the crossfire of childhood and stardom", "Atrapado en el fuego cruzado de la niñez y de el estrellato". Dentro del contexto de la canción hay tres palabras que Waters puso para describir a Syd: Leyenda, Mártir y Prisionero. En verdad Syd ya es una leyenda, fue el mártir que tuvo que sacrificarse por el bien de la banda y cayó prisionero de sus propias adicciones.

WISH YOU WERE HERE

Al minuto 05:05, si se pone mucha atención a la música debajo de el efecto de viento, puede escucharse el sonido del violín del músico violinista jazzista Stéphane Grappelli (1908-1997) quién había fundado un quinteto llamado "Quintette du Hot Club de France". Su participación no recibió ningún crédito pero sí un pago de 300 libras esterlinas por tocar unos cuantos acordes.

Web hosting by Somee.com