A MOMENTARY LAPSE OF REASON - 1987

A Momentary Lapse of Reason

Si algo hermana a The Final Cut y a A Momentary Lapse of Reason es la guerra de los egos. Por que mientras el primero es prácticamente un álbum solista de Roger Waters, acompañado por los otros miembros de Pink Floyd como meros comparsas, el segundo es de hecho un álbum solista de David Gilmour, acompañado por los otros miembros de Pink Floyd como meros comparsas (con los agravantes de que además hay varíos músicos invitados para los teclados -incluido Richard Wright, quien regresaba al grupo- y las percusiones y de que las canciones fueron coescritas por personajes ajenos a Pink Floyd, como el productor Bob Ezrin entre otros). The Final Cut es el último disco de Waters como miembro del grupo, mientras que A Momentary Lapse of Reason es el primer disco de Gilmour como nuevo líder de la banda. Cuatro años los separan pero el egocentrismo los acerca. Y aunque las motivaciones son muy diferentes (si el primero es un trabajo politizado, una acerva crítica de Waters al gobierno británico por la guerra de las Malvinas, el segundo es un vehículo para el lucimiento de Gilmour como el espléndido guitarrista que es), ninguno alcanza el nivel artístico de obras mayores como The Piper at the Gates of Dawn, Meddle, Dark Side of the Moon, Wish You Were Here o Animals.

*Enlace a 320kbps.

*Esperar 5 segundos y dar clic en quitar publicidad.

DESCARGA

LEARNING TO FLY

Aunque muchos han querido ver en esta canción escrita por Gilmour una referencia a él mismo como líder de la banda; en realidad, no es más que una impresión acerca de su segunda pasión en la vida: La aviación. No es secreto para nadie que Gilmour, al igual que Mason son amantes de los aviones y que Gilmour posee una decente flotilla que gusta de pilotear para adquirir horas de vuelo. La canción nos describe la sensación que una persona experimenta al volar. A la mitad de la canción se puede escuchar el chequeo preliminar de instrumentos.

ON THE TURNING AWAY

Es una balada con tintes pesados cantada por Gilmour. La melodía crece en tono mientras transcurre la letra y el tiempo. Hay quienes piensan que la canción es mala y solo se salva por el requinto de guitarra. Gracias a Dios que no fueron muchos los que pensaron así. La canción habla de la intolerancia en cualquiera de sus facetas. Las cosas que nos separan de los demás y de como nunca nos importa lo que otros sufran mientras no nos pase a nosotros. La apatía corroe al mundo y, según la letra, algún día el mundo cambiará para bien porque...

"Just a world that we all must share
It's not enough just to stand and stare"

Estamos en un mundo que todos compartimos. No es suficiente quedarse parados y ver pasar las cosas: hay que actuar.

Web hosting by Somee.com